parques-barcelona-parc-laberinto-horta

Sin sus parques y jardines Barcelona no podría respirar. Son pulmones verdes y una puerta abierta a la naturaleza en medio del tráfico y del ajetreo de la ciudad. Pero no solo tienen un efecto ambiental positivo, también son lugares donde darse un tranquilo paseo, donde hacer múltiples acitvidades culturales y deportivas y disponer de un espacio para relacionarse con los demás. Barcelona tiene una amplia red de parques y jardines que ha ido creciendo exponencialmente, sobre todo a partir de las grandes renovaciones urbanísticas de finales del siglo XX y principios del siglo XXI.

De todos estos espacios verdes hay algunos que merecen especial atención porque en ellos se mezclan la belleza, la cultura, el arte y la historia de Barcelona. Hoy os proponemos contemplar el Park Güell, una obra de arte modernista ideada por el arquitecto más famoso de la ciudad, Antoni Gaudí. También podéis navegar en barquita por el estanque del Parc de la Ciutadella o ir de excursión al gran Parc de Montjuïc. Y además tenéis la opción de perderos en el jardín del Laberint d’Horta, el más antiguo de la ciudad o encontrar un momento de paz en el Turó Park. Esperamos que disfrutéis del paseo.

PARK GÜELL | web
La mejor arquitectura modernista y las mejores vistas de Barcelona en plena naturaleza. Todo esto lo encontrarás en el Park Güell, un recinto diseñado por Antoni Gaudí que ahora es un símbolo de la ciudad. Gaudí lo concibió en el momento más creativo de su carrera. El aristócrata Eusebi Güell le encargó contruir una ciudad jardín con viviendas y espacios comunes como un mercado o una capilla. El proyecto se interrumpió en 1914 pero por suerte ya se habían construido algunas de las maravillas que todavía siguen en pie como la Sala Hipòstila, una plaza cubierta que luce el estilo más genuino de Gaudí, o el famoso dragón revestido de trozos de ceramica de colores que preside la entrada. En 1984 fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y ahora es el parque más visitado de la ciudad.

C/ Olot, 5
08024 Barcelona

PARC DE LA CIUTADELLA | web
El Parc de la Ciutadella está junto al Zoo de Barcelona y muy cerca del Arco de Triunfo. Su nombre proviene de la ciudadela militar que construyó Felipe V después de conquistar la ciudad en 1714. Un siglo y medio más tarde se convirtió en parque público. Hoy en día, el Parc de la Ciutadella es un lugar lleno de vida en el que podréis navegar por un estanque, tomar el sol y andar por grandes paseos arbolados. Es un museo al aire libre que alberga bellas esculturas como un mamut de piedra hecho a escala real o El desconsuelo, un desnudo femenino del escultor catalán Josep Llimona situado ante el edificio del Parlament de Catalunya. El Castell dels Tres Dragons obra del arquitecto Domenech i Muntaner o el Umbracle, un invernadero diseñado por Josep Fontseré, son fabulosos ejemplos del modernismo catalán.

Passeig Picasso, 21
08018 Barcelona

PARC DE MONTJUïC | web
El immenso Parc de Montjuïc ocupa una colina que mira al puerto y a la ciudad. Uno de sus símbolos es el Castell de Montjuïc, una fortaleza construida en el 1751 desde donde la ciudad ha sido bombardeada varias veces. De la Exposición Internacional de Barcelona de 1929 quedan edificios como el Museu Nacional d’Art de Catalunya, que alberga 1000 años de arte catalán. Y los Juegos Olímpicos de 1992 dejaron en herencia instalaciones deportivas como el Estadi Lluís Companys y el Palau Sant Jordi. En el Jardí Botànic encontraréis especies de plantas y árboles de todo el mundo. Y tampoco os podéis perder los espectáculos de luz y agua de la Font Màgica o  museos como la Fundació Miró o el CaixaForum, en la antigua fábrica textil Casaramona, obra modernista de Josep Puig i Cadafalch.

Montaña de Montjuïc

PARC DE LABERINT D’HORTA | web
En este precioso parque situado al pie de la montaña de Collserola encontraréis el jardín más antiguo de Barcelona. El Parc del Laberint d’Horta toma su nombre del fabuloso laberinto vegetal, formado por cipreses recortados, que se encuentra en su recinto. Fue diseñado en 1792 por el ingeniero italiano Domenico Bagutti por iniciativa del Marqués de Llupià i d’Alfarràs. El espacio mejoró con la ampliación dirigida por el arquitecto Elies Rogent en la que se incorporó un jardín romántico con parterres, placitas, grandes árboles e incluso una cascada. Dentro del parque se encuentra la Torre Soberana, una antigua casa de campo del siglo XIV, restaurada y redecorada en estilo arabesco durante el siglo XIX.

Passeig Castanyers, 1 (Horta-Guinardó)
08035 Barcelona

TURÓ PARK | web
Con su estanque rodeado de chopos y plátanos y su gran pradera es el lugar idóneo para buscar un momento de paz en medio de la ciudad. Desde su creación a principios del siglo XX el Turó Park es uno de los parques más emblemáticos de Barcelona. Su nombre proviene del antiguo parque de atracciones que funcionó de 1912 a 1929. Cuando cerró, la parte central de los terrenos se convirtió en zona verde y alrededor se construyeron viviendas. Las esculturas son un importante elemento del Turó Park y entre ellas destaca la de Apel·les Fenosa dedicada al compositor catalán Pau Casals. Si queréis hacer una pausa podéis tomaros un refresco en el quiosco que hay en la plaza del Teatret donde hace décadas se hacían representaciones de teatro al aire libre.

Avda. de Pau Casals, 19
08021 Barcelona

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedInEmail this to someone