La ruta de hoy transcurrirá por una de las avenidas más importantes de Barcelona, el Paseo de Gracia, “Passeig de Gràcia” en catalán. Recorreremos lo que hasta 1827 fue un camino, el Camino de Jesús, que unía la ciudad de Barcelona con la vecina población de Gracia. Y es que la Barcelona de principios del XIX vivía sofocada y hacinada dentro de las murallas, lo que propició el nacimiento de pueblecitos en su alrededor: Gracia, Sant Gervasi, Sants…

Con el derribo de las murallas en 1854, y el inicio del Eixample barcelonés cinco años después, siguiendo el proyecto de Ildefonso Cerdá, el Paseo de Gracia adquirió una gran relevancia. Inicialmente se construyeron en él viviendas unifamiliares con jardín y se emplazaron cafés, teatros, restaurantes, salones de baile… Así, poco a poco, esta avenida se convirtió en la zona de recreo preferida por la burguesía.

Más adelante, y tras la Exposición Universal de 1888 celebrada en la Ciudad Condal (nombre con el que también se conoce a Barcelona), estas casas fueron sustituidas por edificios de cuatro pisos con talleres en sus bajos.  Poco a poco la burguesía empezó a instalarse en este paseo, compitiendo en la contratación de los arquitectos más famosos a los que se encomendaba la construcción o remodelación de los edificios en los que generalmente en los primeros pisos situaban sus viviendas. Los nuevos edificios albergaban en sus bajos farmacias, cines, restaurantes, tiendas y colmados.

Así ahora podemos admirar en el Paseo de Gracia muestras de la corriente modernista imperante en esa época, en edificios obra de Gaudí, Domenech i Montaner, Puig i Cadafalch, Josep Vilaseca i Casanovas y otros muchos arquitectos de la época.

En la actualidad el Paseo de Gracia sigue siendo una de las más, si no la más, importante avenida barcelonesa. Los edificios modernistas se han restaurado y las plantas bajas albergan restaurantes, cafeterías, joyerías y firmas de moda tan reconocidas como Louis Vuitton, Loewe, Armani, Cartier, Gucci o Ives Saint Laurent.

Y tras esta breve introducción vamos a iniciar nuestra ruta. Desde la Plaza de Cataluña empezaremos a subir por el andén izquierdo, el de los números impares.

Nº 21 – Edificio monumentalista de la Unión y el Fenix construido entre 1927 y 1931 por el arquitecto Eusebi Bona  Puig y Frederic Marés. En este edificio destaca su grandiosa cúpula ornamental adornada por el Ave Fenix en su parte superior.

Nº 27 – Palau Malagrida, bello edificio modernista edificado entre 1905 y 1908 por el arquitecto Joaquím Codina, para el tabaquero Manuel Malagrida.

A la manzana de números impares del Paseo de Gracia comprendida entre las calles Consell de Cent y Aragón se la conoce como “La manzana de la discordia”, se la ha bautizado con este nombre porque en ella conviven obras dispares de tres de los más destacados arquitectos del modernismo, Gaudí, Puig i Cadafalch y Domenech i Montaner, igual de reconocidos los tres, pero de estilos muy diferentes. Estos edificios constituye el conjunto modernista más importante de la ciudad.

Nº 35 – Casa Lleo Morera obra del arquitecto Lluis Domènech i Montaner sobre una reforma de la antigua casa Rocamora. Ejecutada entre los años 1902 a 1906, el edificio gano el primer premio del Concurso anual de edificios artísticos convocado por el Ayuntamiento de Barcelona. Coronada por un templete ornamental esta obra modernista floral sufrió importantes daños durante la guerra civil española y posteriormente al realizar unas obras para instalar en los bajos establecimientos comerciales. Posteriormente se han realizado en ella importantes reformas hasta llegar a su estado actual. Aunque se ha recuperado su aspecto inicial, se han perdido las magníficas esculturas de Eusebi Arnau que adornaban los ventanales de la planta baja. En el edificio siguen existiendo viviendas de vecinos, por lo que no se puede visitar.

Nº 37 – Casa Mulleras de Luis Sagnier i Vilavechia, en estilo ecléctico. Obra de este arquitecto son numerosos edificios de Barcelona, entre ellos el Templo del Tibidabo, la sede de la Caja de Pensiones….

Nº 39 – Casa construida en 1915 para Josefina Bonet por el arquitecto Marcelí Coquillat.

Nº 41 – Casa Amatller, esta casa edificada entre los años 1898 y 1900 ha sido declarado en 1976 como monumento histórico artístico. Se debe esta obra a un encargo que realizó el chocolatero catalán Antoni Amatller al arquitecto Puig i Cadafalch.  De estilo modernista, es una mezcla entre el gótico catalán y el flamenco.

Actualmente se puede acceder  al vestíbulo de la finca del que arrancan dos escaleras, como era costumbre en aquella época, una para el piso principal y otra para el resto de vecinos. Vale la pena admirar los elementos ornamentales que allí proliferan. Al fondo podemos visitar la tienda Amatller, donde además de poder adquirir objetos relacionados con la casa y con el modernismo, generalmente tienen alguna exposición interesante, también está ubicada ahí una Oficina de Información sobre el modernismo.

Nº 43 – Casa Batlló, obra del arquitecto Antoni Gaudí, este edificio supuso una remodelación de otro anterior obra de Emili Sala. La obra de Gaudí se centró básicamente en la fachada, en el principal de la vivienda en la que residiría la familia Batlló, en el terrado y en el patio de luces. En 2005 la Casa Batlló fue proclamada como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Esta casa se puede visitar.

Seguimos subiendo por el Paseo. Probablemente si nos hemos fijado, habremos visto unos bancos farola, treinta y dos en total. Son obra del arquitecto Pere Falqués i Urpi, diseñados en 1906. Los bancos están realizados en trencadís (especie de mosaico formado por pequeños trozos de cerámica unidos por argamasa), y las farolas son de hierro forjado, ambos elementos forman un solo conjunto. Posteriormente, en 1974, se situaron en las esquinas del Paseo unos bancos con jardineras en el centro, imitando los bancos de Falqués.

En el número 53 tiene una de sus entradas el Bulevard Rosa, centro comercial con más de cien tiendas que ofrecen moda vanguardista y una selección de artículos de calidad. Anteriormente en el solar ocupado por este edificio estaba instalado el Salón Rosa, distinguida cafetería de la Barcelona burguesa y el cine Publi, primero en tener sesiones matinales. Este cine estaba ubicado en el nº 55 donde ahora está la boutique de la marca Nespresso.

Nº 75 – Casa Enric Batlló, este edificio hoy ocupado por el Hotel Condes de Barcelona es obra del arquitecto Josep Vilaseca i Casanovas, construido entre 1895 y 1896. La conjunción de diversos materiales como el ladrillo visto, la piedra, la cerámica y el hierro forjado constituyen el acierto de esta fachada.

Continuando nuestro camino pasaremos por establecimientos como Boss, y Carolina Herrera, dejando a nuestra izquierda la entrada al Pasaje de la Concepción, hasta llegar al Nº 107, donde encontramos el Palau Robert. En este edificio residencia del aristócrata Robert Robert i Suris, obra del arquitecto francés Henry Grandpierre, está instalada en la actualidad una oficina de Información Turística, en donde nos pueden asesorar para nuestros paseos por la ciudad o para rutas por Cataluña. Los antiguos jardines del Palau ahora se han convertido en públicos, es un lugar fresco y agradable en el que sentarse plácidamente para recuperar fuerzas.

Frente a la salida del jardín por la Calle Córcega, podemos ver una graciosa fuente construida en 1912 por Josep Campeny, “La font de la granota”, Fuente de la rana.

Cruzando la Diagonal llegaremos a los “Jardins de Salvador Espriu”, conocidos de siempre como “Els Jardinets”.

Nº 113 – Casa Bonaventura Ferrer del arquitecto Pere Falqués i Urpí. Destaca en la fachada de tres cuerpos la tribuna con escultura labrada en piedra.

Nº 115 – Este edificio construido en 1901 perteneciente a la familia Bertrand alberga en la actualidad apartamentos turísticos.

Nº 129 – Constituye el último edificio del Paseo de Gracia y es ahí donde empieza el barrio de Gracia, antes como hemos visto municipio independiente.

Foto cabecera: Carlos Giordano Rodríguez y Nicolás Palmisano.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedInEmail this to someone