Torre Bellesguard Antoni Gaudi modernismo

Hasta hace poco sólo podían acceder a ella unos cuantos privilegiados. Ahora esta obra tan singular de Antoni Gaudí, situada a los pies del Tibidabo, ofrece visitas abiertas al público. La Torre Bellesguard, también conocida como Casa Figueras, permite descubrir otro Gaudí más allá de sus obras modernistas más conocidas y visitadas como la Pedrera o la Casa Batlló. Los nietos de la propietaria de la finca, Amèlia Roche, la han adecuado para que pueda recibir visitas a diario. Pasear por sus jardines o por el interior de Bellesguard es viajar por la historia de Cataluña.

La colina donde está situada la torre albergó en el siglo XIV el castillo de Martí l’Humà, el último rey del Casal de Barcelona, la dinastía que reinó en Cataluña durante más de 5 siglos.  Además según cuenta la leyenda, en el siglo XVIII también sirvió de escondite al Robin Hood catalán, el famoso bandolero Serrallonga.

Antoni Gaudí la construyó entre 1900 y 1909 para Jaume Figueras, comerciante y amigo personal del arquitecto, que quería levantar su flamante residencia en este espacio tan simbólico.  Gaudí conservó los escasos elementos que todavía quedaban de la fortaleza medieval e ideó un nuevo edificio. Una construcción más rectilínea de lo que es habitual en el artista porque quiso darle apariencia de castillo.

Aun así el genio consiguió impregnarla de su estilo característico cubriendo la fachada de pizarra y añadiendo elementos para darle volumen como bancos de mosaico, verjas de hierro forjado, cenefas de ladrillo, coloridos ventanales y barandillas y tuberías en forma de hiedra.

La Torre de Bellesguard está catalogada como Bien Cultural de Interés Nacional desde 1960. Hace décadas que es una residencia familiar y a pesar de estar abierta al público lo continúa siendo. Sin embargo durante el siglo XIX tuvo varios usos. Fue incautada durante la guerra civil y utilizada como orfanato. Y más adelante el oncólogo Lluís Guilera Molas compró la torre y la convirtió en un pequeño hospital oncológico.

Se cree que el nombre “Bellesguard” proviene de las grandes panorámicas de cara a la ciudad y el mar que había desde este punto en la edad media, cuando la construcción estaba fuera del núcleo urbano.  Ahora vale la pena dejar las vistas para otro momento y centrar la mirada en esta joya modernista del arquitecto catalán más famoso del mundo.

TORRE BELLESGUARD – CASA FIGUERAS
Bellesguard, 16-20.
08022 Barcelona
Tel. 932504093
reserva@bellesguardgaudi.com

Imágenes: Facebook Torre Bellesguard

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedInEmail this to someone