En las últimas dos décadas, el skyline de Barcelona ha experimentado una enorme transformación. Los Juegos Olímpicos del 92, el Forum de las Culturas de 2004 y el desarrollo del nuevo distrito tecnológico, conocido como el 22@, han propiciado la construcción de imponentes edificios y rascacielos como la Torre Mapfre, el Hotel Ars, la Torre Agbar o la Torre Telefónica, transformando radicalmente el cielo de la ciudad.

Obra del arquitecto francés Jean Nouvel, la Torre Agbar se convirtió desde antes de su inauguración en 2005 en el edificio icono de la nueva Barcelona. Su forma cónica y ovoidal, inspirada en la arquitectura sin líneas rectas de Gaudí y en las montañas de Montserrat, su espectacular “piel” de luz y color y sus 34 plantas y 142m de altura, supusieron una auténtica revolución en el paisaje urbano de la ciudad que sigue maravillando a los barceloneses.

Ejemplo de arquitectura bioclimática

En la Torre Agbar, funcionalidad y diseño se fusionan con elementos y materiales constructivos respetuosos con el medio ambiente, que aprovechan el clima y las condiciones del entorno con el fin de conseguir una importante reducción del consumo energético y mejorar la calidad de vida de sus habitantes. En 2011 la Comisión Europea concedió a la Torre Agbar el título de Edificio Verde por su eficiencia energética y por sus reducidas emisiones de CO2.

La puerta del distrito tecnológico y empresarial 22@

La Torre Agbar es la sede corporativa del grupo empresarial Agbar, principal responsable del suministro de agua de consumo de la ciudad de Barcelona. Está ubicada en la Avda. Diagonal 211 junto a la Plaza de las Glorias, puerta de entrada al nuevo distrito tecnológico y empresarial de Barcelona. Esta moderna zona, llamada 22@, ocupa 200 hectáreas del antiguo barrio industrial del Poblenou y da cabida a más de 1.500 empresas relacionadas con las nuevas tecnologías, los medios de comunicación, las energías o la investigación médica.

Espectáculo de luz y color

Una de las características más peculiares de la Torre Agbar es su iluminación nocturna, obtenida gracias a más de 4.500 dispositivos luminosos con tecnología LED. Este sistema permite proyectar más de 16 millones de colores creando increíbles imágenes de luz y color sobre su fachada. La torre se ilumina cada noche de 19:00h a 23:00h en invierno y de 21:00h a 0:00h en verano. Un espectáculo que merece contemplarse de cerca aunque también puede verse desde muchos puntos de la ciudad.

CÓMO LLEGAR
Torre Agbar – Avda. Diagonal 211 (mapa)
Metro: Línea 1 – Estación Glòries
Bus: Líneas 7, 56, 60, 92, 192, B21, N2, N0, N7
Tranvía: Línea 4, parada Glòries y Ca l’Aranyó

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedInEmail this to someone