Mercado de Galvany, en el barrio de Sant Gervasi


No hay mejor manera de descubrir una ciudad, sus costumbres y habitantes, que visitando sus mercados. Paseando por ellos apreciaremos nuevos colores y aromas, descubriremos nuevos productos y maneras de cocinar, costumbres y habitantes. Y Barcelona tiene una fantástica red de mercados que invitan a descubrir la ciudad de una forma diferente. Para empezar, recomendamos cinco mercados que los amantes del modernismo no pueden dejar visitar.

Empezamos con el primer mercado construido más allá de las murallas de Barcelona. Actualmente en obras de remodelación, el mercado de Sant Antoni es patrimonio histórico-artístico de la ciudad. Ideado por Ildefons Cerdà, creador del barrio del Eixample. Fue y es un vertebrador de la vida y el comercio de la ciudad.

Seguimos, visitando el barrio de Gràcia y su mercado de la Llibertat. Inaugurado en 1888, es un edificio con una fuerte influencia gaudiniana. El arquitecto encargado de la decoración del edificio, Francesc Berenguer, era amigo y admirador del icono del modernismo catalán, Antoni Gaudí. Con un impresionante escudo en la fachada y acabado con piezas de vidrio negras y rojas, este mercado es una joya modernista.

Nuestra ruta nos lleva a uno de los mercados más antiguos de la ciudad situado en el barrio de Sant Gervasi, el mercado de Galvany. Su fachada está considerada monumento artístico de la ciudad. Especial atención merecen los detalles modernistas  en las cuatro fachadas, que en el interior tendremos que descubrir en lo alto de pilares y columnas.

Continuamos con el mercado de Sarrià. Inaugurado en 1911, dispone de un impresionante vidriera, formada por veintidós piezas, así como por grandes pilares decorativos, que no se pueden dejar perder. Reformado en 2007, aúna tradición y actualidad.

Y para acabar esta ruta modernista por los mercados de Barcelona, el mercado de Sans. El mercado más joven de esta visita, ya que se inauguró en 1913. Edificio de obra vista, la fachada principal esta creada en tres partes. Cada una de ellas con pilares decorativos y en la parte central un mosaico que representa el antiguo escudo de la ciudad.

Cinco mercados para conocer el modernismo catalán de una forma diferente, sin dejar de lado los productos que cada uno de ellos ofrecen. Una forma original de descubrir la ciudad, su historia y sus costumbres.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedInEmail this to someone