En las Ramblas, en pleno centro de Barcelona y a muy pocos metros del Hotel España y del mercado de la Boqueria. Aquí encontraréis el Gran Teatre del Liceu, donde se representan óperas desde hace más de 150 años. Por el Liceu pasan los mejores cantantes y compañías de ballet y danza del mundo. Pero aunque no vayáis a ver ningún espectáculo, el edificio ya merece una visita porque es un monumento histórico en sí mismo.

Aida de Giuseppe Verdi, La bohème de Giacomo Puccini o Parsifal de Richard Wagner. No hay ópera que se le resista al Liceu, que ha visto crecer intérpretes como Montserrat Caballé o Josep Carreras.  Desde su inauguración en 1847, por su escenario han pasado mitos de la ópera como Enrico Caruso, Maria Callas o Luciano Pavarotti.

Sin embargo en el Liceu el drama no solo se puede ver en escena. Su propia historia está impregnada de tragedias y resurgimientos. Dos años después de que en Barcelona se encendiera la llama olímpica, el fuego volvió a conmocionar a la ciudad, pero esta vez de la peor manera posible. El 31 de enero de 1994 un incendio destruyó la sala y el escenario del teatro.

Y este símbolo de Barcelona ya había ardido antes. En 1861 sufrió un incendio que lo quemó casi por completo y en 1893 padeció un atentado anarquista.  En plena representación una bomba estalló en la platea provocando 22 muertos y 35 heridos.

Por suerte el edificio ha sobrevivido. El actual Liceu tiene un aspecto fiel al anterior pero ampliado y con muchas mejoras técnicas. Entrar en su vestíbulo principal es remontarse al siglo XIX. Una gran escalera de mármol de estilo neoclásico os conducirá al primer piso, donde está el Salón de los Espejos, una bella estancia que conserva la atmósfera del antiguo teatro.

La sala, inspirada en el Teatro alla Scala de Milán, tiene la planta en forma de herradura con platea y cinco niveles, y un aforo para más de 2.000 personas. Dos catalanes con prestigio internacional decoraron este espacio. El telón es obra del diseñador Antoni Miró y las pinturas que adornan el techo son del reconocido artista Perejaume.

Cuando empiece el espectáculo podéis sentaros tranquilos. Es casi imposible que el teatro se vuelva a incendiar porque ahora está hecho con materiales ignífugos. Es mucho más probable que ardáis vosotros de pasión durante la representación.

GRAN TEATRE DEL LICEU
La Rambla, 51-59,
08002 Barcelona
Tel. 93 485 99 00
www.liceubarcelona.cat

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedInEmail this to someone